Refinancing

Refinanciación

Asistencia para la refinanciación de los préstamos para estudiantes

refinancing

Si se te hace difícil cumplir las obligaciones de tu préstamo para estudiantes en los términos actuales, no estás solo. Durante los últimos 33 años, la matrícula en educación superior se ha triplicado en las universidades públicas y privadas de cuatro años. La matricula comunitaria en las universidades se ha duplicado. La combinación de matrículas de alto valor con el crecimiento de las tasas de interés, recargos por mora y otras sanciones financieras hacen casi imposible que el deudor promedio pueda pagar los préstamos para estudiantes como se acordaron originalmente.

El Congreso ha eliminado la posibilidad de que los se cobren las deudas de los préstamos para estudiantes a través de la bancarrota en el año 2005. En los últimos diez años, la deuda promedio de los préstamos para estudiantes ha crecido más del 50%, y la tasa de morosidad no hace más que aumentar. Hay varios factores por los que los deudores se están retrasando en los pagos a sus préstamos para estudiantes. Aquí algunas de esas razones:

Los recién graduados están teniendo problemas para encontrar un trabajo en un tiempo adecuado como para comenzar a pagar el préstamo.

Una alta tasa de desempleo continúa plagando nuestra Nación, haciendo difícil, incluso para el sector educado, la búsqueda de un trabajo.

Los que adquirieron un préstamo y asistieron a colegios con fines de lucro, están notando los altos costos asociados con la educación de excelencia, y están luchando para cumplir con los requerimientos mensuales de pago.

Quienes han abandonado el colegio encuentran aún más frustrante pagar los préstamos para estudiantes sin tener su título universitario. Una gran cantidad de estudiantes que no ha terminado sus estudios están también desempleado o ganando un salario modesto, que limita su capacidad para realizar los pagos del préstamo.

Cómo refinanciar los préstamos para estudiantes.

La refinanciación de los préstamos para estudiantes ayuda a quienes los solicitaron a modificar las condiciones para que puedan pagarlo. Para aquellos que tienen más de un préstamo para estudiantes, combinarlos en uno consolidado es extremadamente útil.

El reacomodo del préstamo, por lo general extiende el período de pago, garantiza una rebaja, arregla la tasa de interés y por lo general reduce el monto a pagar por mes. Una reprogramación de pagos basada en el ingreso es una buena opción para refinanciar los préstamos para estudiantes de alto valor.

Obtener el alivio financiero para los préstamos para estudiantes, por lo general toma de cuatro a seis semanas. Que no te intimiden con el monto que debes.